O futuro do SEO: a evolução para o SXO

El futuro del SEO: la evolución hacia el SXO

A pesar de su importancia, casi innegable, el Search Engine Optimization (SEO) es a menudo visto como un conjunto de procedimientos que apuntan a mejorar la posición de un sitio en los motores de búsqueda, enfocándose esencialmente en rankings e indicadores de clasificación, dejando para atrás la importancia del usuario en todo el proceso. Al final del día, es éste quien manda y quien decide dónde va a comprar, con razones y motivos que van mucho más allá de las optimizaciones de un sitio.

Un ejemplo claro de la importancia del usuario: al encontrar un enlace roto, el famoso error 404, muchas veces el usuario no intenta continuar en el mismo sitio, volviendo antes al motor de búsqueda y haciendo clic en un sitio competidor. La corrección del error 404, el encaminamiento del usuario a la página correcta y la posible conversión son aspectos que van mucho más allá de SEO. También son las buenas prácticas, el respeto por el usuario y la forma de ofrecer lo que se busca, sin desvíos ni fallas.

Aparece así el concepto de Search Experience Optimization (SXO), que no siendo nuevo, ha venido a ganar mayor relevancia en los tiempos más recientes.

Este cambio de nombre, por pequeña que pueda parecer, tiene bastante significado, al cambiar el foco, incidiéndolo aún más sobre el usuario o cliente. El SXO se basa en general en cuatro grandes conceptos:

- Centrar la importancia en el usuario como potencial comprador. Estos deben ser vistos como el blanco que interesa realmente, no tanto las máquinas que comprueban los sitios y los clasifican. Es importante hablar el mismo lenguaje del usuario, darles valor añadido, todo involucrado en contenidos de calidad y relevantes. Logrando esto y atrayendo a los usuarios por la oferta, los motores de búsqueda también reflejará este hecho en la forma en que miran a un sitio.

- Definir la experiencia del usuario como parte de la estrategia de la empresa. A diferencia de SEO, que a menudo no se entiende en su función, la experiencia que se proporciona al usuario cuando navega en un sitio se percibe como fundamental para cualquier empresa.

- Integrar la necesidad de experiencia del usuario, junto al webmaster. Darles a entender que este componente de dar valor al usuario, por la oferta, por el contenido será algo que va a traer retorno al sitio, al negocio ya la empresa, lo que deberá ser motivador para que los equipos técnicos continúen perfeccionando el sitio en esta perspectiva .

En muchas empresas, sigue existiendo una clara división entre quién hace qué, en lo que se refiere a la promoción de la empresa, de sus productos y servicios. Idealmente, todas deben ser integradas, comprendidas y complementarias entre sí, incrementando sus resultados.

Para algunos analistas, una forma de evolución para el SXO pasa por ... eliminar la demanda por el usuario. De otro modo, este no debe tener necesidad o motivo de volver a Google u otro motor de búsqueda. Para ello, será útil conocer al usuario y estar preparado para darle lo que quiere y busca, como adivinando sus pasos. Analizar información sobre palabras clave más usadas, realizar encuestas para saber qué motivos llevaron al usuario a un sitio en concreto, etc. Un estudio realizado por Jakob Nielsen, experto en User Experience, indicó que la mayoría de los usuarios abandona un sitio en los primeros 10 segundos y que sólo pasó este tiempo, un sitio tiene la posibilidad de hacerse relevante. Así, en estos 10 segundos, se vuelve fundamental responder a cuestiones como dar lo que el usuario busca y ganar su confianza.

Sin embargo, el papel del SEO no se va a agotar con esta evolución, tendiendo antes a una función más específica dentro de las empresas. El más interesante será observar que el principal dejará de ser la obtención pura y simple de tráfico pero pasará a ser el de ofrecer, a los usuarios, algo mucho más recompensador y motivador, con beneficios para las empresas, en términos de negocio y notoriedad.

Publicado en Noticias y etiquetado , , .